lunes, 24 de abril de 2017

La dulce Françoise





Tiene razón Pedro G. Cuartango cuando comenta, a propósito de la trágica muerte en carretera de  Françoise  Dorléac hace ya casi 50 años que la belleza subsiste en el recuerdo. Si, en efecto, también los amigos muertos y los recuerdos infantiles. Fue el 26 de junio del 67, hacía diecinueve días que yo había llegado a Barcelona, donde me habían obligado a empadronarme para poder trabajar. Pasé toda la noche en un subexpreso de mierda donde no pude echar una sola cabezada. Pensaba que iba a descubrir América. De pronto me convertí en catalán a efectos estadísticos. Descubrí que Barcelona era una ciudad hostil para alguien que llegaba desde un pueblo de Aragón. Ha pasado mucho tiempo. He vuelto otras veces por allí pero en calidad de turista. A la Sagrada Familia le ha ido creciendo perifollo, las Ramblas siguen siendo un circo y al Barrio Chino le llaman El Raval. Las ciudades cambian y nosotros también. Hoy Françoise Dorléac ya no sería aquella muchacha dulce de Les demoiselles de Rochefort, dicen los entendidos que uno de los mejores musicales de la historia del cine. Morirse a los 25 años, como le sucedió a Françoise Dorléac, siempre produce consternación.

domingo, 23 de abril de 2017

Miserere





Esto va de mónadas, como el Oficio de Tinieblas 5, donde en su mónada 8, Cela dice: “Hay cadáveres que no acaban de estarse quietos, que dan ligeros respingos, que tiemblan, que suspiran y piden clemencia y se quedan mirando [mónada 9] para las mujeres que les escupen en la boca”. (Las comas las he puesto yo de mi cosecha, el punto final, también). El Oficio de Tinieblas 6 lo acaban de escribir Pedro J, Ramírez en  El Español, o Ramón Pérez-Maura en ABC, que ya no sé muy bien dónde está el final de este endiablado laberinto. Aquí se habla de tenebrarios y de los Príncipes de las Tinieblas, que parece que son más de uno, y más de dos, y  hasta puede puede que más de tres. Son el seis, seis, seis, que intenta matar con la almohada de miraguano y funda de satén (ése no es el camino, que todo es como una letanía, ora pro nobis, ora pro nobis. Mónada 29) al causante de tanto desasosiego. “Sólo faltaba la expresión 'amiga de la casa', empleada por Casals para explicar a González cómo una magistrada de la Audiencia Nacional les dio el soplo en noviembre de que tenían los teléfonos pinchados, para que todo adquiera los contornos de la peor mafia siciliana”, señala  Pedro J. “Adán y Eva usaban una serpiente alimentada de pájaros para que les silbase el canto de los pájaros muertos, ruiseñores, calandrias, verderoles, jilgueros, mirlos, cuclillos, cada uno con su canto”. (Nónada 120). Cuenta Pedro J.:“Nada describe mejor la actividad de este individuo [Casals], encaramado al altar del duopolio, como la propia liturgia del Oficio de Tinieblas, en el que el celebrante va encendiendo y apagando las velas del candelabro de quince brazos o tenebrario, hasta dejar solo una viva. Cristina Cifuentes tuvo el jueves en sus manos la oportunidad de contribuir decisivamente a la regeneración de este país. Si hubiera ratificado ante el juez su versión de los hechos, reiterada en privado, la fiscalía habría pedido -y obtenido- medidas cautelares fulminantes contra los coaccionadores. Pero su propensión a nadar entre dos aguas, o tal vez una indicación desde lo alto, le aconsejaron ponerse de perfil, vaciando así de parte de su contenido penal las éticamente inapelables grabaciones de la UCO”. Y ahora González rumia en la cárcel su lujo frágil y Cifuentes toca con la flauta de tres agujeros el Miserere mei, Deus mientras un raro ventolín con olor a caries apaga el último cirio del tenebrario.

Espectáculo desolador






Estaba duro Hermann Tertsch con su canto a la desesperanza ayer en ABC. En su artículo Desolación y orfandad, Tertsch ponía el dedo en la llaga: "Donde creían tener un campo amable para preparar la siguiente legislatura de subsistencia, comprueban que lo que tienen delante es una inmensa escombrera. Y quizás en ascuas. Es lo que tiene subsistir sin ideología ni ideas, ni planes ni programa. Lo que tiene estar obsesionados en la autodefensa, en refugiarse en armonías ficticias, huir del conflicto, ignorar o dar patadas hacia adelante a todo problema y comprar tiempo de gobierno hasta a los peores enemigos de la legalidad, de la convivencia, de la unidad nacional". (...) "Estallan conflictos internos con fantasmas del pasado que siempre son presente cuando nada se quiere dirimir. Y no existe ya cohesión ni en torno a ese líder inmutable, convertido en patético personaje sin nadie que le diga una verdad, le muestre la realidad ni corrija sus deformaciones". Lo del “Caso Lezo” lo conocían todos, pero esperaban, también Cifuentes, que nadie levantase la alfombra del Canal de Isabel II. Dice Alberto Garzón que “los corruptos son los que ponen los fiscales anticorrupción”, en referencia al fiscal Manuel Moix, calificado por Ignacio González como “uno de los suyos”. Sigue diciendo Tertsch: “El espectáculo es desolador. Porque no se le adivina consuelo. No hay en el escenario político y en los cuadros dirigentes de la sociedad española nada ni nadie que ofrezca el músculo moral y político para un golpe de timón que saque a España de este desesperante tratamiento extremo de la alternancia entre náusea y zozobra. Los que no tuvieron el patriotismo y el sentido del deber de abandonar la escena han servido de pretexto para que irrumpan en ella manadas de ignorantes, oportunistas, savonarolas semicultos y hampones. Y no hay patriotismo y sentido de deber que convoque a los mejores españoles a la política y al servicio público. Quienes podrían ayudar huyen de la política como la peste que hoy parece”. Más claro, agua.

Historia del lanzón




Con la llegada de la democracia se creó en Aragón la fiesta de san Jorge y se le hizo patrono de esa Comunidad Autónoma. Según la leyenda, en 1096 siendo rey de Aragón Pedro I, aconsejado por su padre Sancho I, inició la conquista de Huesca, que por aquellos días se encontraba en manos del monarca de la Taifa de Zaragoza Al-Mutaman. La lucha fue encarnizada.  San Jorge descendió de una nube a lomos de un dragón, supongo que el mismo dragón que atemorizaba a la población de Silca, portando una cruz granate en forma de lanzón y ayudó a ganar la batalla. Los musulmanes fueron derrotados y huyeron despavoridos. Pues bien, para endulzar la fiesta de san Jorge, los pasteleros idearon un dulce que llamaron lanzón. El afamado pastelero zaragozano Francisco Bentué Sauras, en su discurso de ingreso en  la Academia Aragonesa de Gastronomía (“La confitería-pastelería en general y las desaparecidas en Zaragoza”. Año 2002. Cuadernos de Aragón, número 42. Institución Fernando el Católico. DPZ) cuenta lo siguiente: “Año 1982. Febrero. La Asociación de Pasteleros, reunidos en asamblea decide celebrar el Día del Dulce para lo cual la Asociación toma la fórmula tan en voga (sic) hoy de regalar a sus clientes durante unos días unos vales para un sorteo. No es muy comprendido por los pasteleros eso de regalar, pero lo aceptan; y un buen día, al venir a la oficina  el asociado don Amadeo Babot, nos enseña un llavero de propaganda de su establecimiento y dice que se debería hacer un postre para san Jorge, cosa que nos pareció bien a los que allí estábamos, mas retiró los vales para los clientes y se fue. Finales de marzo o principios de abril; vuelve a la carga y esta vez acompañado de don Ángel San José, socio y comercial de Gedispa. Babot ya ha hecho unas pruebas con plancha de bizcocho, yema tostada, relleno de nata y turrón blando, sólo faltaba el adorno, la parafernalia, y es San José el encargado de buscar entre sus proveedores que nos suministren la efigie de san Jorge, la bandera de Aragón, la cruz y un cachirulo pequeño. Se organizan dos tardes en el obrador de la empresa Gilmir para que acuda todo aquel que quiera ver cómo se hace, y la Asociación pide al jefe de Informativos de TVE, Manuel García Frutos, que nos dé su opinión, que no puede ser más favorable. Se ofrece, en su condición de presidente de la Asociación de la Prensa, a llevarlo como postre a la Cena de los Aragoneses en la Lonja donde, además, va a ser galardonada la Asociación de Pasteleros, etcétera”. Fue un éxito aquel producto al que habían bautizado como “lanzón”. Y hoy, 35 años más tarde, cada 23 de abril se sigue ofreciendo en los escaparates de las confiterías aragonesas con éxito de ventas.

sábado, 22 de abril de 2017

Utrera




Menos mal que con la que está cayendo con casos de corrupción en el PP y las entradas en Soto del Real en régimen de internado y a pensión completa de varios presuntos corruptos relacionados con el Canal de Isabel II, al Rey Emérito le acaban de conceder la licencia de honor de vela, con motivo de una regata en Sanjenjo. Ya tenemos otro rey licenciado, aunque sea en vela. ¿No se alegran? Y en Nerja, donde murió el pobre Chanquerte y le cantaron aquello “de no te vayas todavía, no te vayas por favor”, acaba de morir Utrera Molina, suegro de Ruiz-Gallardón, al que Utrera tenía catalogado como “político de raza”, sin especificar qué raza. Ya van quedando vivos pocos ministros del franquismo. Utrera escribió un artículo en ABC en 2010 donde criticaba la Ley de la Memoria Histórica y que se quitase una estatua de Millán Astray. Con Carrero Blanco tuvo la cartera de Vivienda y al mes de su asesinato fue ministro-secretario general del Movimiento nombrado por Carlos Arias. Poco tiempo antes de la muerte de Franco fue sustituido por  Fernando Herrero Tejedor. Fue uno de los 59 procuradores en Cortes que votó contra la Ley para la  Reforma Política. Se presentó a las elecciones de 1977 dentro de la coalición “Alianza  Nacional 18 de julio” y no obtuvo escaño en el Congreso de los Diputados. Fue nombrado Caballero de Honor de la Fundación Francisco Franco, en ceremonia celebrada el 18 de julio de 2012, bajo el lema “Derecho al Alzamiento”. En su día también fue nombrado “caballero legionario de honor” y “cabo honorario de la Legión”. Fue uno de los  19 imputados por la jueza Servini en la denominada querella argentina, relacionada con la condena a muerte de Salvador Puig Antich. A propósito de la Ley de la Memoria Histórica no tuvo empacho en escribir un  artículo en Arriba titulado “El odio cabalga sin bridas”, de donde se puede extraer esta perla cultivada: “Yo me declaro en pública rebeldía contra esta ley sectaria que levanta muros entre hermanos y aventa (sic) de nuevo las arenas ensangrentadas de otro tiempo”. En 1969 la Diputación de Sevilla le otorgó la Medalla de Oro de la Provincia, que en 2016 le fue revocada.

viernes, 21 de abril de 2017

Como un castillo de naipes





Torres de Barbués un pequeño pueblo de alrededor de 300 habitantes en la provincia de Huesca, en  los Llanos de la Violada, regido por la alcaldesa Celsa Rufas, del PP. Ese pueblo ha sido noticia por el derrumbamiento de la torre de la iglesia de San Pedro, construida a finales del siglo XIX, aunque la nave única de esa iglesia es del siglo XVII y  estilo barroco. Curiosamente, a principios de los años 60 del siglo pasado se recortaron las capillas cercanas al altar y esos sillares sirvieron para elevar las paredes de la plaza. Algo que no debió hacerse sin la aprobación del Colegio de Arquitectos. A ese municipio pertenece la pedanía de Valfonda de Santa Ana, un poblado de colonización de la época de Franco creado en 1957 para que los nuevos colonos ocupasen una tierra recién roturada, parcelada y con nuevos regadíos en medio de un desierto. Pues bien, el campanario ahora derrumbado era de planta rectangular, de tres cuerpos de sillería y ladrillo rematado con un capitel de ángulos ochavados con cubierta piramidal que había sido rehabilitado, y sus obras de consolidación concluyeron en diciembre de 2011 con una inversión de más de 100.000 euros. Su derrumbe fue de madrugada, sin causar daños personales, aunque sí un gran susto a los vecinos. El pasado mes de marzo se detectaron unas grietas que fueron puestas en conocimiento del Obispado y de la Diputación Provincial. Se tomó la decisión de enviar a un arquitecto, que tenía previsto visitar la torre el mismo día del desplome. Tuvo suerte, se libró por los pelos o por el simple vuelo de una mariposa. Lo que no termino de comprender es a qué se dedicó la inversión de dinero público durante el mandato de esa alcaldesa. Doy por hecho que ya aparecerían fallos en la estructura de la torre al plantearse su consolidación. No lo entiendo. Torres de Barbués se independizó de Barbués en 1927, siendo su primer alcalde Cosme Rufas Aguareles.

La Banda del Canal





Juan Manuel Aragües cuenta un chiste en El Periódico de Aragón, en su artículo “Franco en Andorra”. En una de sus visitas al Principado, a Franco le presentan a todos sus ministros, entre ellos el ministro de Marina. “Franco se ríe y los andorranos le preguntan que a qué vienen esas risas. El contesta: “Hombre, ministro de Marina, ¡si no tenéis mar!”, a lo que le contestan: “Oiga, que nosotros no nos hemos reído cuando nos ha presentado al ministro de Justicia”. Ayer la Justicia española tuvo trabajo, y en televisión pudimos ver las lágrimas de cocodrilo de Esperanza Aguirre y el modo “sobrado” con el que se explicaba Francisco Marhuenda. A ambos, a Aguirre, a la que le han salido hasta el momento 26 ranas de la charca, y a Marhuenda, que aseguraba a los medios en relación a la Operación Lezo que nunca presionó a Cifuentes y que reconoció que a Marisa González, jefa del Gabinete de Cifuentes, le había llamado “zorra”, eso sí, en lenguaje coloquial, les escuché la misma frase: “A la política hay que venir llorado”; “Al periodismo hay que venir llorado”. ¿Casualidad? No sé. Mariano Rajoy se montaba en el tren para evocar el primer viaje del AVE Sevilla-Madrid, hace un cuarto de siglo. Y en un arranque de valentía dijo que este año Fomento iba a invertir 1.300 millones en la red de alta velocidad con destino a no sabemos dónde, tal vez a La Alpujarra. Lo que no contó Rajoy es por qué razón a los viajeros de Madrid-Valladolid y viceversa hay que subvencionarles el billete; o por qué motivo, en el tramo Olmedo-Zamora los trenes de alta velocidad tienen parada en Otero de Sanabría, que cuenta con 26 habitantes. Hay muchas cosas que no se explican, o que yo no entiendo. Sobre el feo asunto del Canal de Isabel II me da la impresión de que sólo es un “cortafuegos” en un intento, no sé si vano, por contener la cascada de desafueros que se le viene encima al Partido Popular. Podría ser que lo de la Banda del Canal sólo sea la punta del iceberg de algo mucho más serio que todavía desconocemos. Tiempo le pido al tiempo... En un Estado de derecho parece difícil de entender que no sea relevado de sus funciones de forma fulminante el nuevo fiscal jefe de Anticorrupción, Manuel Moix, que intentó limitar el alcance de la investigación en torno a  Ignacio González y tuvo que someterse a la Junta de Fiscales. Lo del chiste de Franco que contaba Aragües es el mismo espejo donde ahora se acicala con peine de carey Rafael Catalá, anterior secretario de Estado de Infraestructuras y ahora ministro de Justicia y notario mayor del Reino.